Sobre nosotros

Somos una empresa dedicada a la promoción de vehículos que están a la venta

Si es un particular o una empresa puede publicar y promocionar vehículos que tenga a la venta ya sean nuevos o usados

Sólo tiene que registrarse como vendedor particular o empresa para poder ingresar fotos, videos y datos del vehículo que quiera publicar

Puede ingresar todos los vehículos que quiera sin límite de tiempo

Síganos

Our CEO say

"
La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de una alta intención.

¡Reserve una prueba de manejo!

0

Años en

Ventas

0
Specialists
0 k
Cars sold
0
Localizations

Preguntas frecuentes

Podemos ayudarlo con su plan de financiamiento, podemos ofrecer algunos consejos y trucos. Conduzca con este auto de ensueño sin importar su historial crediticio.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que el aceite pierde sus propiedades de lubricación en la medida que se agregan kilómetros recorridos al vehículo, es por ello que es necesario realizar el cambio de aceite con cierta frecuencia. Lo más común es que se realice el cambio de aceite a los 10.000 kilómetros, luego a los 20.000 km, posteriormente se hace el cambio de aceite a los 30.000 y asi sucesivamente cada 10.000 km.

Esta cantidad de kilómetros va a depender de diferentes factores como el tipo de aceite, que puede ser mineral, semisintético o sintético; cuyas diferencias explicare más adelante; pero también hay que tener en cuenta que en la medida que el motor del vehículo acumule mayor kilometraje, las partes del motor van acumulando desgaste, por lo cual resulta necesario disminuir la frecuencia con la que se realiza el cambio para así poder proteger el motor. Entonces, en este orden de ideas podemos sugerir dos situaciones:

  • Vehículos con menos de 100.000 kilómetros deben realizar el cambio de aceite aproximadamente cada 10.000 kilómetros.
  • Vehículos con más de 100.000 kilómetros deben realizar el cambio de aceite aproximadamente cada 7.000 kilómetros.

Medir la presión de los neumáticos es una tarea muy sencilla que podremos realizar en casa con ayuda de un manómetro y un compresor o en una estación de servicio que tenga un sistema de inflado en buenas condiciones, algo que ahora es más habitual ya que muchas han instalado máquinas de pago (busca el cartel de «Aire y agua»).

Para revisar o medir la presión de los neumáticos de forma correcta, haremos lo siguiente:

  1. Intenta medir la presión de los neumáticos en frío. Ello se debe a que con el calor el aire se expande y la medición es superior a la real. Si no puedes evitar cubrir más de un kilómetro, añade 0,2 bares a la medida recomendada por el fabricante.
  2. Mantén el coche estacionado. Además, debes asegurarte de tener el freno de mano accionado y el motor apagado.
  3. Comprueba la presión recomendada por el fabricante. La puedes ver en el marco interior de la puerta del conductor o en el tapón del depósito de combustible. Verás que, además, variará en función de la medida del neumático y del peso que lleves habitualmente (personas y carga).
  4. Quita el tapón de la válvula del neumático de la primera rueda a revisar. Ponlo en un lugar en el que no se pierda.
  5. Coge la manguera de aire y engánchala al pitorro del neumático. Asegúrate de que está bien conectada y no pierde aire o la medición no será fiable e incluso perderás presión.
  6. Comprueba la presión del neumático que marca la máquina.
  7. Ajusta la presión en función de las necesidades del neumático. Si tiene un exceso de presión (recuerda que si está caliente debes sumar 0,2 bares), quita aire. Si le falta, añade aire al neumático.
  8. Retira la manguera de aire y coloca de nuevo el tapón de la válvula.
  9. Repite la operación con el resto de neumáticos y no olvides revisar la rueda de repuesto.

Como puedes comprobar, la operación de revisión de la presión del neumático es muy sencilla y no lleva más de un par de minutos, por lo que merece la pena hacerlo de manera periódica para circular con más seguridad y no emplear nuestro dinero en más combustible o en un cambio prematuro de neumáticos.

Lo conveniente es rotar los neumáticos cada 8,000 a 12,000 kilómetros, o cada seis meses, lo que ocurra primero.

¡Es así de simple! La mayoría de los conductores conducen alrededor de 15,000 a 20,000 kilómetros por año, por lo que la mayoría de las personas deben hacer rotar sus llantas cada 8K-12K kilómetros, o cada seis meses, y de ser necesario más frecuentemente.

Incluso si no manejas con frecuencia y no alcanzas los 8,000 kilómetros, es una buena idea hacer rotar las llantas regularmente para asegurar un desgaste uniforme de los neumáticos y mejorar la seguridad de tu automóvil.

El detallado de coches es una tarea que puede variar muchísimo de un establecimiento al otro, pero por regla general, algunos de los procedimientos que se realizan son exactamente los mismos, y más allá de esto, todos cumplen el mismo objetivo: realizar una limpieza del coche a detalle, de ahí nace el nombre detallado o detailing.

¿Tu coche pierde aceite? No te preocupes, es una de las averías más comunes dentro del mundo del automóvil. Además, es algo que identificarás fácilmente ya que verás un rastro de aceite allá por donde pase tu coche.

Eso sí, que sea fácil de identificar no significa que sea fácil saber la causa exacta por la que se pierde aceite

Si experimenta vibraciones o pulsaciones, es una señal de que los discos podrían tener un problema de diferencia de espesor y deberían examinarse. … Si puede percibir vibraciones o pulsaciones en el pedal de freno, podría haber un problema con el disco o la mordaza.

¿Por qué debes rotar las llantas cada 6 meses? Aquí hay 3 grandes razones!

  1. Te ahorra dinero: Si las llantas no están bien desgastadas, es posible que tengas que reemplazar dos o más llantas antes de que sea realmente necesario reemplazarlas todas. Esto puede llegar a ser bastante costoso.
  2. Te mantiene seguro en la carretera: Los neumáticos con un uso desigual brindan poca capacidad de respuesta y tracción, especialmente en situaciones de emergencia. Al girar regularmente los neumáticos, puede garantizar tu seguridad mientras conduces.
  3. Mejor manejo y consumo de combustible: Los neumáticos desgastados pueden causar un manejo deficiente e incluso pueden afectar el consumo de combustible. Manteniéndolos rotados, puedes ahorrar dinero en gasolina.
Concesionario familiar galardonado de vehículos nuevos y usados ​​con varias ubicaciones en la ciudad. Precios más bajos y el mejor servicio al cliente garantizado.
Copyright © 2020. All rights reserved.